Costa Rica registra un déficit de lluvias del 55 por ciento debido a El Niño

Costa Rica registra un déficit de lluvias del 55 por ciento debido a El Niño 

Fotografía del 24 de marzo de 2019 que muestra a un buey que vaga por lo que fue gran parte de la laguna del humedal del parque Palo Verde en la provincia de Guanascate, azotado por las altas temperaturas en los últimos meses. EFE

San José, 25 mar (EFE).- Las autoridades de Costa Rica presentaron este lunes un informe en el que detallan que el fenómeno de El Niño está causando un déficit de lluvias que alcanza el 55 por ciento con respecto al promedio histórico.

El director del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), Juan Carlos Fallas, explicó que El Niño está presente desde octubre pasado y que está afectando particularmente a la provincia de Limón (Caribe) y a la de Guanacaste (Pacífico norte).

Los datos del IMN indican que entre diciembre de 2018 y febrero de 2019 el déficit de lluvias es del 68 por ciento en Limón, la zona más afectada.

«Estamos bajo el fenómeno de El Niño que es un calentamiento de las aguas del pacífico tropical. Estas aguas van a continuar en ese estado caliente y el escenario más probable es que persista por el resto del 2019», afirmó Fallas.

El pronóstico indica que las temperaturas de este año estarán entre 0,5 y 1 grado centígrado por encima del promedio en la provincia de Guanacaste (Pacífico norte) y en la de Puntarenas (Pacífico central).

Guanacaste y la zona norte experimentarán un atraso de entre una y dos semanas en la entrada de la época lluviosa debido a El Niño, y una disminución de las lluvias de entre el 10 y el 20 por ciento en el periodo entre abril y junio el 2019.

En el resto del año el pronóstico se muestra similar para esas zonas.

Para Limón (Caribe) se espera un incremento de las lluvias a partir de abril.

«Las características lluviosas son muy particulares durante El Niño porque no llueve parejo, llueve por zonas, y las lluvias se concentran en pocos días. No es que va a dejar de llover, se van a presentar aguaceros concentrados en pocos días», manifestó Fallas.

Por su parte, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, dijo que la institución coordina acciones con otras entidades estatales para atender mediante un plan sectores como agricultura, ganadería y agua potable.

«Hemos tomado acciones concretas desde octubre para que todas las instituciones realicen acciones de prevención y atención. Estamos dando seguimiento permanente a través de una sala de situación donde las instituciones están reportando efectos de la sequía», comentó.

Los datos citados por Solís indican que comunidades de 33 de los 82 municipios del país están presentando algún nivel de afectación en cuanto a agua para el consumo humano.

Solís aseguró que las autoridades tienen en marcha planes para garantizar el acceso al recurso hídrico.

La CNE dispondrá de 6,7 millones de dólares para mitigar los efectos del fenómeno en el marco de un plan de contingencia y monitoreo en áreas como abastecimiento de agua para el consumo humano, atención de la salud, agroalimentario y ambiente, infraestructura vial y obras fluviales, así como comunicación y sensibilización.

Además, el Ministerio de Agricultura y Ganadería dispone de 8,7 millones de dólares para capacitar a productores para que se adapten a las condiciones secas, así como para generar mapas de vulnerabilidad socioeconómica y ambiental, que permita decidir acciones de mitigación.